El drenaje es un sistema de tuberías y conexiones que ayuda a desalojar todo tipo de líquidos en un hogar, residencia o inmueble en general. Hay varios tipos de drenajes desde residenciales hasta pluviales, los cuales se encargan de eliminar distintos tipos de líquidos.

En ocasiones, sin saberlo, tiramos a nuestro drenaje en la cocina o en los sanitarios sustancias que se solidifican dentro de las tuberías, lo cual origina una obstrucción del paso de los líquidos.

Hay varios métodos caseros o sustancias que encuentras en los supermercados que te ayudarán a eliminar la obstrucción, sin embargo, lo ideal es que siempre llames a un experto para que te ayude y evites problemas.

A continuación, te dejamos unos tips para que limpies tu drenaje de forma regular y así evites un atasco.

- Combina una taza de bicarbonato de sodio, una taza de sal y una taza de vinagre blanco caliente, esta mezcla ayudará a combatir los malos olores y eliminar la grasa y aceites que se acumulen en tu tubería. Deja actuar la mezcla por 10 minutos, después enjuaga la tubería con una taza de agua limpia hirviendo.


- Utiliza 1/2 taza de bicarbonato, 1/2 taza de sal con 1/2 taza de jugo de limón. Mezcla la sal con el bicarbonato, la mezcla viértela en el drenaje y al final agrega el jugo de limón. Deja actuar unos 10 minutos y enjuaga.

Si necesitas ayuda profesional, en Servicio Largher contamos con personal altamente capacitado para resolver todo tipo de obstrucciones y atascos en tuberías residenciales, comerciales e industriales.